Archivo | diciembre, 2011

Di nuovo en Bilbao.

27 Dic

Después de 4 intensos días por fin tengo un rato para escribir.

Es extraño hacerlo desde Bilbao sobretodo por la extraña sensación que tuve desde el momento en que llegue. No se si a otros Erasmus les puede haber ocurrido lo mismo pero mi sensación es la de que a pesar de haber estado 3 meses fuera aquí nada ha cambiado, parece que el lugar de 3 meses, he estado fuera 3 semanas.

No me mal interpretéis, no lo digo como algo negativo ni mucho menos. Necesitaba volver a mi ciudad, ver a mis amigos, familia y en definitiva gente importante para mí. Y así ha sido, en 4 días no he parado ni un segundo y esto es lo bueno. Sé que no vengo por mucho tiempo pero seguro que aprovechare bien los días.

Esta semana estoy trabajando a las mañanas en un campus de basket con niños de 11 años. Como siempre, divertido. La semana que viene la usare para descansar y volver con las pilas cargadísimas a Nápoles para poder volver a lidiar con motos, coches, vendedores, ruido y demás peculiaridades de aquella loca ciudad del sur de Italia.

No me entretengo mucho más, pero no me voy sin dejar un pequeña sorpresa. Aquí dejo un pequeño montaje sobre mis últimas 24 horas antes de llegar a Bilbao. Mi última tarde en nuestra città y el viaje a Roma para coger allí el avión a Bilbao. Vamos, que no tiene desperdicio verme hacer el panoli por aeropuertos, trenes y la ciudad de Roma.

[vimeo http://vimeo.com/34231794]

Feliz Navidad a todos! // Buon Natale a tutti!

Nos leemos en 2012!

Alex

Anuncios

Vuelta a Bilbao por Natale.

23 Dic

Parece mentira. Cuando llegué aquí veía estas fechas lejanas no, lo siguiente. Pero aquí estamos, 23 de diciembre y en un día estaré de vuelta en mi Bilbao. Estoy muy bien aquí, pero os mentiría si dijese que no tengo ganas de volver. Volver y ver a mi familia, mis amigos, mis compañeros de equipo, mi ciudad…

Durante estos 3 meses son muchas las cosas que han ocurrido, tal vez demasiadas. Buenas y malas. Desde alegrías como la de vivir el final del mayor lastre de la sociedad vasca como es el cese definitivo de la lucha armada por parte de E.T.A., hasta pasar no una muy buena racha por que una de las mejores cosas que he tenido en la vida ha terminado (los que sois cercanos a mi sabéis de lo que hablo).

Todo esto, pasando por todo tipo de situaciones, conocer una ciudad loca, aprender a vivir en ella, conocer personas increíbles, disfrutar una nueva liga de basket, tener miedo, ansiedad, alegría, ilusión y por supuesto ver al Bilbao Basket ganar a equipos grandes (lo siento patateros jajaja). Lo cierto es que os puedo contar miles de cosas sobre lo que es hacer un Erasmus, os podría decir detalles o contar anécdotas o dar consejos pero aunque os dijese un millón de cosas nunca podría llegar a sintetizar todo lo que se vive aquí. Para eso amigos, hay que vivirlo. Creo que recomendaría esta experiencia bajo cualquier tipo de circunstancia, y si alguién tiene la oportunidad de hacerlo que no la desperdicie.

Esta claro que en ningún caso os hablo de la experiencia académica, que por supuesto también la hay, os hablo de que esto te cambia a nivel personal, hasta el punto de que en función de como sepas usar las herramientas que San Erasmo pone a tu disposición, puede hacer que te conviertas en otra persona, una persona mejor. Una persona que abre su mente, que es más respetuosa de lo que antes lo era con otras culturas, con otras clases sociales, o incluso con personas que ya conocía. En estos tres meses he aprendido a no juzgar a las personas, a respetar diferentes puntos de vista, a aceptar críticas y a darlas cuando es necesario.

Todo esto en 3 meses, en este pequeño gran hermano que tenemos montado en el centro histórico de esta bella ciudad. Será bonito volver a escribir sobre esto en junio de 2012. Creo que los Erasmus tenemos muchas cosas en común pero lo mejor de todo esto es que aunque aquí estemos todos juntos, cada hace su camino, y para cada uno el Erasmus supondrá cosas completamente diferentes. Y es que de esto se trata, de adquirir diferentes experiencias y valores que te servirán de por vida.

En cuanto a Bilbao, que deciros, tengo muchas ganas de recorrer sus calles, de ver a mi familia y amigos. Estando aquí ocurre algo gracioso que es saber como a veces, cosas que en el día a día son tan simples, pueden llegar a echarse tanto de menos. A mis compañeros Erasmus siempre les digo que lo que más echo de menos es a mi perro Otto, pero para en realidad me he dado cuenta de que  hay una persona que echo aun más de menos y que no se lo digo nunca, es a mi hermano Imanol, parece mentira con lo que nos odiábamos… Pero con eso de que se hace mayor creo que se esta convirtiendo en una persona más importante para mi de lo que el piensa.

Escribo estás últimas lineas a 23 de diciembre, unas horas antes de comenzar a preparar todo para irme. Esta tarde daré un último paseo de “Hasta luego” por la ciudad y mañana a las 6:36am emprenderé mi camino de regreso a Bilbao, volando desde Roma, y con muchas ganas de pasar 15 días geniales en mi ciudad.

Felices fiestas a todos y nos leemos por aquí…

Alex

ps: espero que Olentzero, Babbo Natale, Santa Claus, San Nikolaus,  El Tiò o simplemente vuestros padres y amigos os dejen muchos regalos. Si es que habéis sido buenos…